F-14 DE IRÁN: LOS AVIONES DE LA DISCORDIA

Una nueva astilla clava en medio del combate político entre Irán y Estados Unidos por un puñado de aviones en medio oriente que mantienen con dolor de cabeza a la Casa Blanca. El hecho es que el reciente aterrizaje forzoso de un F-14 “Persian Cat” del inventario de la Fuerza Aérea Iran (IRIAF). La foto de este evento está corriendo por varios canales de internet. Frecuentemente se ha podido ver en la red imágenes de formaciones de estos aviones en vuelo. Dichos aviones están afectados por un embargo que mantiene por años el gobierno de los Estados Unidos. De hecho existen muchas dudas sobre el real estado operativo de los aviones Tomcat (ahora llamados Persian Cat en Irán). Pero lo que si es cierto es que el país islámico se la ha arreglado para mantener operativos cerca de 12 a 15 aviones de la flota original de 79 F-14 que recibió la única fuerza aérea aparte de la US Navy en todo el mundo.

Irán no ha ocultado su orgullo de haber alcanzado la autosuficiencia en abastecer de repuestos y partes a sus F-14. Recientemente algunos de esos aviones fueron sometidos a cambios de cableado y sistemas de control de fuego y un nuevo radar. Anteriormente se dotaron de electrónica más moderna además de nuevos misiles, pero se duda mucho en occidente de las reales capacidades de esos aparatos que fueron un ico

no en los años 80 del poder aéreo de los Estados Unidos.
La discordia semi-velada que tienen ambos países por tratar uno, de mantener los aviones en vuelo y el otro por dejarlos en el suelo, ha llevado a acciones como intensas tareas de inteligencia de uno y otro lado que pretenden en parte actualizar sistemas, en el caso de Irán y por parte de USA en evitar que llegue información y piezas a la aviación iraní. Estas acciones han resultado en hechos como la detención a principios de año de un ciudadano de california que pretendía vender motores y un fuselaje de un avión F-5 norteamericano, aeronave que también equipa a la IRIAF y que ha sido objeto de un extensa modificación para mantenerlos en vuelo y a la vez provocar una molestia “política y sicológico” en las esferas norteamericanas con el solo hecho de ser capaces de mantenerlos en estado operativo a pesar de los embargos.

Respuestas norteamericanas en esta “guerra” han sido determinaciones radicales como convertir los F-14 que salieron de servicio con la US NAVY en chatarra, para evitar así venta de piezas en forma clandestina a Irán. Dicho proceso se estaría cumpliendo paulatinamente.

La imagen que encabeza este artículo muestra a uno de los F-14 Persian Cat aterrizado sin tren y casi intacto luego de una falla hidráulica.

zp8497586rq

Trackbacks / Pings